lunes, agosto 17, 2015

Rifai (cuento autoexplicado)



El viejo Rifai miraba atento desde el follaje a las gacelas que comían tranquilamente.
El viento rozaba su rostro levemente, su olor se alejaba hacia la arboleda.
Rifai, el viejo lobo, suspiro melancólico, con la vista perdida recordo una vez mas...

Era un joven, todo un muchacho, había bajado al arroyo como cada mañana porque la sed lo torturaba un poco.
Rifai confesaba que había sido el destino o el desatino, lo que le forzó ese día a bajar unos metros alejado del lugar de costumbre.
Bebía lentamente, enlobado.
Ahora bien, si ese día no se hubiese tomado la molestia de seguir con la mirada a una pequeña mariposa amarilla; y si esta no hubiese sido tan insistentemente molesta; Rifai hubiera sido solo un lobo de la manada.

Madre, había dicho que todo tiene su curso y por eso el joven lobo comenzó a seguir a esta mariposa. Primero como un juego, agazapado y riendo entre dientes a causa del supuesto bocado, pero la mariposa no estaba para juegos y después de varios intentos bobos de Rifai se elevó rápidamente.
Refunfuñando por la perdida del ilusorio bocado, el joven Rifai sintió el golpe lejano de la pesadilla ´´sigues siendo un bueno para nada´´.
Sintiendo su orgullo de cazador apaleado no se  reunió al llamado de la manada.
No sentía hambre y estaba amargado, a si, a medio dormitar espero el aclarar del día.
hasta que un sonido le despertó, cuando se estaba poniendo de pie, por  la espesura de un matorral aparecieron tres gacelas.
El joven lobo se sintió sorprendido, de hecho Rifai  realmente se asusto.
El tiempo pareció detenerse, ninguno de los cuatro lograba articular movimiento, las tres gacelas le miraban a los ojos y Rifai en una postura no muy ortodoxa, para un cazador, se sentó.
La sensación de verse sorprendido y alcanzado lo habían desconcertado.

Madre, había dicho que todo tiene su curso, entonces si lo miramos bien, no tiene por que extrañarnos que una pequeña mariposa amarilla apareciera revoloteando entre las bestias.
La gacela mas pequeña desvió la mirada ante esta imprevista aparición y como saliendo de un sueño, Rifai encontró su camino perdido de cazador.
Una mezcla de vergüenza y rencor broto de sus entrañas, gruñiendo se arrojo hacia adelante sin elegir a ninguna de las presas.
Las gacelas medio despavoridas comenzaron a escapar, desordenadamente ordenadas, cruzandose y saltando en algo parecido a una danza.
Aunque era inexperto, instintivamente Rifai les  cerraba el paso, el correr del tiempo jugaba a su favor, su aguzado oido  escuchaba el trotar de sus hermanos, se sentia orgulloso al saber que sus pares lo mirarían con envidia.
Entonces tropezó, no sabía cómo, quizás una piedra o el pasto mojado; la cosa es que tropezó y su sueño de gran cazador desapareció.
Se puso de pie, la rabia se hizo sangre, el universo se tornó rojo.
Rifai veía como las gacelas huían.
Pero solo las jóvenes, la mayor, la más alta, la formidable se plantó frente al lobo.

Madre había dicho que las gacelas corren y que los lobos las persiguen, Madre nunca hablo de gacelas quietas.

La rabia aun le gobernaba, así que se arrojó con furia hacia ella, sin ninguna oposición la gacela se dejó atrapar.

Mientras Rifai hundía los dientes en el cuello de su víctima se sintió sobrecogido y arrebatado, se dio cuenta que podía verse a sí mismo desde lo alto, se miró mordiendo el frágil cuello, vio a sus hermanos acercándose, incluso vio a las gacelas detenerse y observarle desde una distancia segura.

Para Rifai el mundo se detuvo, se observó observándose, y le pareció  lógico que se mirara desde los ojos de una mariposa.
Escucho la voz de la gacela desafiandole a cuidar de sus hermanas, luego se hizo el silencio.

El viejo lobo, mira su manada compuesta por un par de viejas gacelas.
Gruñe por lo bajo a sus cansados huesos mientras se pone de pie.
Se deja arrebatar una vez más por el recuerdo, entonces aúlla largo y grosero.
Todos huyen, incluso los lobos más aguerridos.
Las gacelas que se acercan a acicalarlo.

Una mariposa amarilla, levanta el vuelo.

viernes, marzo 20, 2015

Freak show



...La gente se agolpa, estoy en una fila esperando entrar, la idea fue de ella, dijo que necesitaba relajarme, al final me llamo, no vendrá, me da la impresión que nos llevamos mejor, definitivamente todo se solucionara...

Un hombre bajito,una especie de guardia, nos repite las instrucciones como un papagayo esquelético.
Somos el ultimo turno y la cantinela recitada le sale desapegada.
-Pónganse los lentes -nos pasan unos ajados y viejos lentes oscuros nada especiales. 
-No le tiren comida, ni hagan movimientos bruscos-
-Lo mas importante, no lo miren directamente a los ojos-
Impaciente yo pregunto desde atrás.- ¿algo mas?-
-¡Ah ! Por nada de este mundo crean lo que les va a decir-.
La puerta se abre y comenzamos a entrar; en el cuarto amurallado una hilera de barrotes nos separa de un camastro, un wc.
Sobre una silla un viejo hombre con la cabeza agacha se mueve hacia delante y atrás.
La silla esta adosada al piso.
Una cadena delgada, al parecer firme esta fija a una de las patas de la silla, el otro extremo se une con un grillete a una de sus piernas.
Entramos y quedamos un poco apretados, yo estoy al final cerca de la puerta, al lado de hombre pequeño disfrazado de guardia.
El viejo de la cabeza semicalva; con los ojos cerrados lentamente olisquea el aire, uno a uno nos va mirando con su nariz.
 Sonríe.
- Al fin- dice con una voz gruesa y pastosa.
- Bienvenidos Ana María y Juan, Felipe, Pamela, Fabiana...- empieza a recitar los nombres con una rapidez sorprendente, la gente aplaude - Mabel, Viviana, Pedro, Gonzalo,Rolando, Juan, Adolfo y Nestor.
Cuando dice Rolando se que se trata de mi, pero ese no es mi nombre, bueno mi nombre real; Rolando es mi chapa, mi antigua chapa, el hombre semicalvo sonríe con sus escasos dientes.
-Gracias por venir pero no les tengo nada-...- Salvo un  pequeño regalo...- y al decir esto abre los ojos.
-NO LO MIREN- grita el el hombre bajito.
La gente se mueve incomoda y bajan la vista.
Como si no fuera interrupido el semicalvo empieza a hablar al aire:
-Tendrán un hijo y lo llamaran Arnoldo, como al abuelo materno -...- El viaje que quieres realizar sera en el proximo invierno, abrígate-...- Querida, no cambies de trabajo, por lo menos en 2 años-...-El amor de tu vida se encuentra en el próximo bar, pide un margarita-...-Prueba los números de tu nacimiento y agrégale un 6 en la lotería-...- Déjalo no hay futuro en la relación, en realidad nunca lo hubo-...- No sigas intentando, lo tuyo no es cant...
La gente expectante habla bajito, en murmullos, para no perder nada del fraseo, yo me aburro pero me intriga lo de mi nombre; por el rabillo de los lentes empiezo a pasear la mirada por sus caras, de pronto mi ojos se posan en el viejo semicalvo y veo sus cuencas lechosas.
El tipo es ciego y me mira.
Me mira y yo no puedo dejar de ver esos ojos blancos, parece que el mundo se detiene.
Su voz cambia, el sonido es mas gutural.
 -Rolando.-  
-Rolando es hora que empieces a correr, te pillaron la pista y te van a matar -.
Se produce un silencio y la gente comienza a moverse y a cuchichiar unos con otros.
De pronto me miran, al principio extrañados, luego con rabia, el hombre pequeño intenta tomarme del brazo pero me lo quito de encima con facilidad, las manos de la gente se alargan para atraparme.
Siento pánico y pataleo, agarro el pomo de la puerta, la abro y empiezo a correr.
Lo ultimo que escucho es el grito del viejo.
- Fue Mónica, la que una vez te amo-
Corro y corro, se que no debo ir a casa, pero es ahí donde esta el arma, el arma y Mónica.

miércoles, marzo 18, 2015

Tres tristes burros




Tres tristes brutos, bávaros, burros, beben birra de un barril en Budapest.

Uno con depresión postorgasmica, mira hacia adentro de cada cual y anota, pues su vida es mirar y anotar .

Otro, saborea un nombre que le estropeó el alma, mientras narra la desazón que le produce vivir.

El ultimo que es visco porque es doble, en facha vikinga no niega que hubiese preferido dejar su alma empeñada en un puente o en un callejón oscuro de Concepción.

Al final, cual búfalos mojados, los tres que son cuatro, admiten que hubiesen amado con rencor, odiado con dulzura, olvidando diariamente la fatiga de fingir lo que no pueden ser.

Admiten también muy pasada la noche, que son proxemicos y que no estando, están bien.

Los tres, que son cuatro, son medios guachos y se ufanan en la economía del día del padre.

Los tres, que son cuatro brutos que beben birra de un barril, se conjuran tristes a morir juntos en fila india; el mayor, el segundo y los últimos.
Y si no morir juntos por lo menos el mismo año.

miércoles, junio 05, 2013

Agua Fria



En la puerta de un lugar oscuro, las Estrellas se conjuran.
A las puertas, los dados están rodando y las cartas están marcadas.
En lo oscuro, fuman tranquilamente desnudas mientras comen naranjas.
Y  no aparece nadie.

Se acurrucan como una vieja foto.
Sienten polillas en la barriga. 
Y no les importa si todo, por el pasar del tiempo, ha cambiado.
Traspasando la puerta de un lugar oscuro sienten de todo un poco, incluyendo culpa.


Saben que se irán derechito al infierno sin posibilidad de saludar a nadie.


            - Quizá siempre estuvimos condenadas.-

            - Puede ser; ¿No te sientes con algo de cargo de conciencia?-

            - Por eso la sentencia de que estamos condenadas-

Ambas piensan en  un balde de agua fría, pero no lo dicen.


               - La verdad, es que te tengo ganas-

Ya no les importa si todo, por el pesar del tiempo, ha cambiado.
Porque tras la puerta del lugar oscuro, Las estrellas se conjugan.



jueves, enero 17, 2013

Jaxinto Scytodes Globula


Cada día de 19:00 hrs. a 23:00 hrs.  corría pues Jaxinto Scytodes Globula; entrenando para convertirse en la araña tigre mas rápida del mundo.
Sus patas, cinco veces más largas que el cuerpo, se veian graciosas enfundadas en cuatro pares de zapatillas de colores.
Me cuentan sus amigos que cada día acortaba el tiempo que le tomaba recorrer la distancia desde la pobre copia de un cuadro de Monet y la blanca repisa  Mexical.
Los datos de sus récords no han sido conseguidos.
Solo nos queda la leyenda, eso y una fea mancha en lo que parece ser, la  marca de un zapatazo;
justo a medio camino entre la copia del Monet y la repisa blanca.
Para un ojo poco experto, Jaxinto, fue confundido con una simple, pero peligrosa, araña de rincón.
Los funerales serán el sábado.

miércoles, octubre 24, 2012

Eustaquio II

Era pues, Eustaquio II, el ultimo salmón de la familia Neka del sur.
Y aunque perdió a su familia de joven, jamas dejo de recordar el consejo de su sabio, pero poco atinado, padre.

-Un buen salmón, siempre nadara contra la corriente-.

Así, Eustaquio II, porfiaba y porfiaba, porque cuando todos bajaban al mar, el subía a los altos del rio.
Y cuando los demás salmones se disponían  a desovar en el lugar de sus nacimientos, el se dejaba deslizar suavemente  por el rio al océano.
Murió solo y a medio mascar por una barracuda llamada Muriel.
Partió de este mundo sin dejar descendencia.

jueves, octubre 04, 2012

lunes, junio 11, 2012

Mayo en rojo


-Yo venia mal, fueron unas semanas horribles y  todo se conjugo mas o menos así.
 Sin querer y queriendo le pase a llevar los pies al chico que estaba, medio sentado, medio tirado, en el piso del carro del metro.
Me miró con rabia desde abajo; porque, supongo yo, que le saque de su ensoñación.
-Perdona, ¿estas cansado?- le dije.
-Mas cuida...¿ y  voh que te importa?- Farfullo él .
-Es que yo, yo estoy cansado- le respondí.
He inmediatamente comencé a pisarle los pies, la verdad, lo que hice fue a saltar encima del muchacho.
Metódicamente pisé sus pies, sus canillas, las rodillas, las partes nobles, yo apenas me daba cuenta  porque veia todo rojo, la gente me lo quitó cuando su cara era solo una masa informe-
... Me gusta esa frase, "masa informe", bueno después de eso vino el juicio, las declaraciones, el psiquiátrico y las terapias...
Y  nada, aquí estoy con ustedes.-
- Gra...gracias por, por compartir su historia -dice el terapeuta- ¿pero ahora te sientes mejor, verdad?.
- La verdad es que yo estoy, estoy cansado- le digo.
Y el mundo comienza de nuevo a tornarse rojo.

lunes, junio 04, 2012

Mayo

Ultimo día de este mayo terrible y sin emociones, 
salvo la muerte de un perro ajeno y su entierro sin oración, 
salvo el cáncer inmisericorde de una viejita chica que se transforma de a poco en una pasa, 
salvo la irreparable perdida que pilla a una familia desprevenida y arrasada de cuajo.
Termina el mes inmisericorde porque yo lo miro así, con los ojos rabiosos, rabiosos e inútiles.
Se me hace tremendo mayo, aun en la exageración de mi dolor, 
porque no es mas que eso; un dolor fingido.
Y aunque aveces me logro conectar con el mundo, esa pena es solo una imagen, un sopor 
y no la conmiseración del Cristo.

Termino mayo con los ojos rojos de rabia inútil.
Mas inútiles aun, cuando preparo las frases para escupirlas, y el decir me sale truncado, obtuso y cercenado.
Por mas que tomo notas para improvisar, igual saltan de mi boca las mismas frases podridas, como si el niño que debiera estar adentro solo se contentara en hacer sufrir.
 ¿Que mas tengo aquí en mi pecho?, 
¿el niño de Amancio?, ¿Mi propio niño?, o ,¿Un demonio negro en su jaula? o ¿el báculo de mi desatino? o¿El  hijo muerto de nuestra no historia?
¿Que hay aquí dentro, ademas de la secreta y publica esperanza de trascender, ademas de la jaula vacía, la nariz de payaso y el lobo encerrado en una caja?
Termino mayo sin respuestas.

viernes, mayo 11, 2012

Abrazo.

Mientras el la abraza, le dice te amo.
Ella se acurruca y piensa: Dios mio que sea cierto.


martes, abril 10, 2012

Clases de Historia.


Cuando me preguntó, le conté a mi hija lo que quería saber.
Ahí entendió que régimen militar, significa dictadura.
Que el pronunciamiento, fue realmente un golpe de estado.
Y que el retorno a la democracia, fue mentira.
Ahora ya duermo mas tranquilo.
Porque se que ella también le contara la verdad a sus hijos. 

Nº de inscripción del 100 palabras: 2199